Y como...

Y como ya no le quedaba nada que ofrecerle, se arrancó la piel y la abrigó con ella.



Nota: Juan Luis López me ha hecho el regalo de ilustrar este micro. Él es el amigo que todo cuentista querría tener: hace unos dibujos geniales y le encantan los micros, así que a veces uno puede tener esta suerte. No dejéis de visitar su blog, donde hilvana nuestras historias a sus trabajos y las deja preciosas, pero preciosas. Muchas gracias, Juan.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A ti te lo regalo. Un abrazo, muchas gracias!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegra que te lo haya parecido, es que tú eres muy romántico gati. Besazos, gracias por estar a mi lado en esto de las letras, siempre.

      Eliminar
  3. Se puede dar más cuando se ha dado todo, incluida la propia piel?
    Bellisimo.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, guapa, me alegro de que te guste! Besazos para ti.

    ResponderEliminar