Ícaro

Ilustración de Benjamín Lacombe.


- ¡No te acerques más al sol!- gritó papá. Pero ya la bombilla incendiaba las alas de la pequeña falena, y se despeñó al mar de la colcha.


3 comentarios:

  1. Este escrito es muy juguetón como esa mariposa.

    Un gusto leerte.

    Serge.

    ResponderEliminar
  2. Es una mitología en pequeñito : ) pobrecilla. Gracias, gato, por venir a mi casa!

    ResponderEliminar
  3. Una de las tragedias de la mitología que más me han impactado.
    Es mi primer comentario en tu blog.
    Saludos desde Pergamino.

    ResponderEliminar