Viernes creativo: De la nostalgia y del viento.

En el blog https://elbicnaranja.wordpress.com/ nos proponen una imagen estimulante todos los viernes como disparador de una historia. Ayer por fin llegué a tiempo y me apunté a la iniciativa, escribiendo este micro a partir de una evocadora imagen de Arthur Tress.


DE LA NOSTALGIA Y DEL VIENTO.

Tan solo soltó su mano un instante, pero su hijo era tan pequeño y frágil que el vendaval lo llevó.

Ahora debe salir al porche, como los demás padres, para verlos cruzar en bandada cuando se levanta el cierzo. Algunos muchachos todavía gritan. Otros, apáticos, se dejan mecer por la brisa. Adrián ya doma las ráfagas y revolotea sonriendo tras unas chiquillas que piruetean a lomos de algún torbellino rebelde. A veces es verdad que aún lo busca. Se para y aterriza en el zaguán unos instantes, pero parece un pájaro extraño y el padre prefiere meterse de nuevo, en su casa arrasada por el viento que se llevó las infancias, para seguir recordando a su niñito perdido. Y aunque sospecha que Adrián permanece un rato al otro lado de la pared, escuchando sus pasos y echándolo de menos, insiste en pasear su tristeza sobre los escombros de juguetes esparcidos, la vieja enciclopedia de dinosaurios y las partituras de piano abandonadas, mientras jura y perjura que (si Dios tiene a bien darle otro) al próximo lo agarrará más fuerte. Más tiempo. Más.


15 comentarios:

  1. Hola Luz:
    Me ha encantado tu imaginativo relato. Una niñez que se llevó el viento, tantísimas, desgraciadamente. Un relato lleno de sensibilidad que me ha llegado al corazón.
    Te sigo y te doy las gracias por pasarte a visitarme :)
    Voy a ver ese otro blog, esa propuesta de las fotos es algo que se me ocurrió hace un tiempo pero que aún no he hecho. Quizá esta sea la excusa :)
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Celia! Gracias por pasarte! Sí, vete a verlo, pone siempre unas fotos muy evocadoras. ¡A ver si coincidimos algún viernes!
      Un abrazo, guapa.

      Eliminar
  2. La niñez pasa y como un soplo de viento arrastra lo que quizás nadie quisiera que se llevara. Que decirte que tú no sepas. MAGISTRAL. De Samil a Riazor mi cariño.
    P.D. Te veo poco por el blog, escribe, se te hecha en falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, precioso! Muchas gracias. Pues la verdad que este mes estuve bastante liada, pero aún así mantuve mi reto particular de publicar dos al mes como mínimo. Nunca he sido muy productiva, pero también es verdad que quedan muchos en mis documentos, esperando una revisión que los haga mejorar. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Precioso Luz. Lleno de esa sensibilidad extraordinaria que llevan tus letras. Enhorabuena por este micro y por todos tus logros. El autómata fue uno de mis favoritos y así lo vote. Me alegra mucho saber que estará entre los once finalistas. Felicidades y gracias por tus relatos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Izaskun! Bueno, cuando me piropea una escritora a la que admiro tanto no sé qué decir que no suene a falsa modestia, pero joe, que hay que ser sincera. Mil veces mejor el tuyo de la lluvia, donde va a parar. Y con lo del deshollinador es que me quedo sin palabras. Ese es un micro de los que más me han gustado en años. En fin, que muchos besitos y que estás en mi top ten. ¡Gracias por venir!

      Eliminar
  4. Muy buenas letras sentidas, a una foto real y bella.
    Me quedo a seguirte si?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un honor, Inma, espero que te guste lo que voy haciendo!

      Eliminar
  5. Bellísimo relato... Ese viento que se lleva a los niños me ha hecho recordar, estremecido, los miles que "se han perdido" en Europa en estos ultimos meses...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora que lo dices y aunque no era mi intención, también. Hay demasiadas cosas que el viento se lleva y que duele recordar. Gracias, Ildefonso, y por pasarte muchas más.

      Eliminar
  6. Eu só vim para elogiar
    e seguir seu blog.

    Espero que também você
    possa seguir o meu.

    Um abraço,




    .

    ResponderEliminar
  7. Tremendo microrrelato. Contundente manera de expresar la melancolía por los años idos o perdidos: muy sutil, elegante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría me hubiese salido más corto, pero el viento me llevaba y suelo tender a la sobreexplicación cuando los debo hacer en poco tiempo. En cambio tú, chico, parece que te salen fluidos y en un tris. Gracias por pasarte!

      Eliminar
  8. Me gustó, supiste extraer una pequeña pero evocadora historia de esta inquietante imagen.

    Tengo debilidad por los relatos. De los microrrelatos en cambio no conozco casi nada, pues hasta ahora no me doy por probar, y como mi curiosidad es grande con tu permiso me quedo por aquí.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es un género que engancha mucho, Ray, anímate. Si sientes curiosidad por otros autores o páginas (mejores que yo jeje) tú dime y te remito, vas a descubrir un mundo apasionante. Muchos besos, gracias por venir!

      Eliminar