Hermanas

Ilustración de Vladimir Dunjin

Eran idénticas nuestras facciones taciturnas, nuestro carácter sombrío y hasta los pensamientos que compartimos arrebujadas en la misma cama. Por eso pregunto, desesperada, si fue ella o fui yo la que falleció mientras dormíamos. Porque ni mamá puede distinguir ahora a la gemela fantasma de la que aún sigue viva.
............................

  Finalista en Enero en la web  CINCUENTA PALABRAS. 

6 comentarios:

  1. Inquietante, por lo triste que resulta.

    Buen relato, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uy, nos hemos cruzado! Estaba yo leyendo uno muy gracioso tuyo. ¡Un abrazo, Julio!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias, Alfred. Yo pretendía de miedo, pero sí me salió triste, sí. Abrazos!

      Eliminar
  3. Guau... Estremecedor... Y tan real como la vida misma.

    Un micro magnífico, amiga

    Un abrazo y felices días

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias con retraso. Tuve que guardar el texto porque ese mes querían que fuesen anónimos pero ahora volvéis tú y él a salir a la luz : )

      Eliminar